Buscar
  • Nayeli Reyes Loyo, svcfe

¡Subir! Subir siempre que bajar es fácil y corriente

Actualizado: 15 ago


Asunción de la Virgen María. Foto: Pixabay / dominio público

Jesús en el evangelio de San Juan nos dice: “En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si así no fuera, yo se los hubiera dicho; voy pues a prepararles un lugar. Pero si me voy a prepararles un lugar, es que volveré y los llevaré junto a mí, para que donde yo esté, estén también ustedes” (Jn 14, 2-3).


La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, que se celebra cada 15 de agosto, tiene un doble objetivo: la feliz partida de María de esta vida y la asunción de su cuerpo al cielo. En Ella se cumple plenamente la promesa de Jesús.


Esta solemnidad nos invita a acrecentar nuestra esperanza de estar junto a Jesús en el cielo. El Papa Emérito Benedicto XVI, en el 2011, dijo: “En esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: Ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas. María, el arca de la alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios”[1].


Y a propósito de esta solemnidad mariana, Madre Martha nos hace una invitación para celebrarla, diciéndonos: “esta fiesta nos invita a subir en todos aspectos, y ¿verdad que lo deseamos con todo el corazón, para poder imitarla y seguirla? Acérquesele cada día más, para que la conozca mejor y Ella le enamore de su Jesús”[2].


Y, ¿qué significa ‘subir’ para madre Martha? Ella misma nos lo explica: "¡Subir! Subir siempre, que bajar es fácil y corriente. Ir a más cada día, ir a más en todo; en tus generosidades con Dios, en tu entrega y amor a María, en el servicio del prójimo, en la blancura de tu vida, en el cumplimiento de todos tus deberes... Ir a más... ¡Subir!"[3]


¿Anhelas llegar al cielo? ¿quieres recorrer tu camino de la mano de María? ¿Qué harás para subir en todos los aspectos?


[1] Homilía del Santo Padre Benedicto XVI, parroquia de Santo Tomás de Villanueva, 15 agosto 2011. [2] AHSVCFE I.2.3.667, Cartas a Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia, 15 agosto 1973. [3] AHSVCFE I.2.3.124, Cartas a Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia, 4 agosto 1972.

81 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo