• Nayeli Reyes Loyo, svcfe

En esta cuaresma madre Martha te dice:

Actualizado: mar 19


Que su vida se traduzca en más abnegación, en una generosidad más alegre y en una alegría más generosa en el cumplimiento de sus deberes


En la Iglesia Católica, hemos iniciado el tiempo litúrgico de cuaresma, tiempo de preparación para celebrar la Pascua del Señor. Este “itinerario cuaresmal, al igual que todo el camino cristiano, ya está bajo la luz de la Resurrección, que anima los sentimientos, las actitudes y las decisiones de quien desea seguir a Cristo”[1].


Vivir bajo la luz de la Resurrección del Señor Jesús, significa vivir en la esperanza cristiana, donde la muerte y la oscuridad no tienen la última palabra, sino que todo acontecimiento, por más difícil o doloroso que sea, está iluminado por la luz de Cristo que es Camino, Verdad y Vida[2].


Con ello, nos podríamos preguntar: ¿qué sentimientos, actitudes y decisiones animaban en su diario vivir a la Sierva de Dios Martha de la Inmaculada? La respuesta nos la da ella misma en una de sus cartas dirigida a las Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia: “que su vida se traduzca en más abnegación, en una generosidad más alegre y en una alegría más generosa en el cumplimiento de sus deberes”[3].


Esta imagen fue tomada del sitio: https://desdelafe.mx/noticias/sabias-que/que-es-la-cuaresma-esto-dice-la-biblia/

Para vivir este tiempo cuaresmal, es necesario que nuestra vida se traduzca en abnegación, esto es, en renuncia voluntaria a los propios deseos, afectos o intereses en beneficio de otras personas. No es una abnegación estoica, sino la que brota de la alegría de saberse amado o amada por Dios, que se nos da gratuitamente y que se le responde con generosidad y alegría. A su vez, esta alegría se multiplica cuando se comparte y nos hace más generosos porque “dando recibimos y recibiendo damos”[4]. Vivir el ayuno, la oración y la limosna de este tiempo, es lo que M. Martha nos anima vivir: una abnegación por amor, una generosidad más alegre y en una alegría más generosa en el cumplimiento de nuestro deber.


Y tú, ¿cómo cumples tu deber de cada día? ¿tu renuncia voluntaria (abnegación) es en bien de otros? ¿Lo haces con alegría?

[1] Papa Francisco, Mensaje de Cuaresma 2021. [2] Jn 14,5-6 [3] Martha Christlieb, 31 mayo 1963. Carta a las Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia. [4] Comunicación no Violenta: Un Lenguaje de Vida: Rosenberg, Marshall B

83 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Martha
de la Inmaculada

Oriente 4-A #240, Col. Centro. C.P. 94300. Orizaba, Veracruz. México.

  • Extranjero                                                 (+52) 272 724 3375 | 272 724 6533

  • México                                                     (01) (272) 724 3375 | 272 724 6533

Escríbenos...

©2023 Martha de la Inmaculada