• Nayeli Reyes Loyo, svcfe

Hacernos humildes


Esta imagen fue tomada del sitio: https://desdelafe.mx/noticias/sabias-que/que-significa-la-imagen-del-sagrado-corazon-de-jesus/

“No hay camino para la paz, la paz es el camino” dijo Mahatma Gandhi. En las decisiones de nuestra vida, cuando experimentamos paz sabemos que han sido tomadas desde la óptica de Dios; sin embargo, en muchas ocasiones experimentamos desasosiego o inquietud cuando descubrimos nuestras debilidades, faltas o caídas, a tal grado, que llegamos a desanimarnos y a desistir en nuestro camino de paz.


Jesús nos dice: “aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso para sus vidas” (Mt 11,29). Qué importantes son estas virtudes, van de la mano y nos traen mucha paz interior.


Actuar con mansedumbre es forjar un ambiente de paz ahí donde nos encontramos. Quien sigue a Cristo comunica paz, no siembra conflictos, no busca peleas, no hace un mal ambiente. Actuar con humildad es vivir en la verdad, esto es reconocer nuestras virtudes y defectos, ¿para qué? para poner al servicio de la sociedad lo que somos y tenemos con sencillez y mansedumbre, con humildad y verdad.


La sierva de Dios Martha Christlieb nos dice: “nuestro Señor permite ciertas deficiencias para ponernos en nuestro lugar, es decir en la verdad, para hacernos humildes y vivir la caridad”[1].


Ser humilde de corazón es reconocer ante Dios lo que somos y, experimentándonos muy amados por Él, compartir la belleza de ser personas en camino de perfección, complementarias unas con otras, para que, con humildad y paciencia construyamos la paz, el amor y la unidad.


En este mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, ¿En qué necesitas practicar la humildad contigo y con los demás para vivir la caridad?

[1] Martha Christlieb, sin fecha. Escrito sobre las virtudes.

87 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo