top of page
Buscar
  • Foto del escritorNayeli Reyes Loyo, svcfe

Tu sola presencia haga amar más y más a Dios



Foto de Vladimir Fedotov

¡Bienvenido año 2024! Te abrimos las puertas y con esperanza te decimos: “Por todo lo pasado, perdón y gracias; por todo lo que será, sí”.


No pueden faltar los propósitos de año nuevo: bajar de peso, hacer ejercicio, cuidar la salud, estudiar, ir al extranjero, visitar a un ser querido, entre otros… pero ¿cuál es tu máxima en la vida? ¿cuál es el propósito por el que te despiertas cada mañana y da sentido a tu existir?

 

Jesús en su evangelio nos da este propósito de vida: ser como lámparas que alumbran el camino de los demás y así llevarlos a Dios, pues “no se enciende una lámpara de aceite para cubrirla con una vasija de barro; sino que se pone sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille su luz delante de los hombres de modo que, al ver sus buenas obras, den gloria a su Padre que está en los cielos” (Mt 5, 15-16).

 

No se trata de lucirse, de brillar para sí mismo, sino de ser luz para el camino de los demás y llevarlos a Dios, así como la estrella de Belén que guio a los Magos hacia el Niño Jesús.

 

Madre Martha deseaba ser luz y con su sola presencia dar a Dios y anhelaba que, aquellos a quienes amaba, también lo fueran; en sus deseos de año nuevo le escribe a su guía espiritual y fundador de las Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia, al P. Edmundo Iturbide, msps: “quiero desearle un nuevo año lleno de las bendiciones de Dios, de sus gracias escogidas, pero, sobre todo, de su Divino amor. Que la Virgen Santísima le alcance la gracia de dar a Dios cada día más a todas las almas que se le acerquen; que su sola presencia haga pensar en Dios, pero, sobre todo, haga amar más y más a Dios, y…que todas y cada una de sus hijas participemos de esa gracia, pues todas las almas a quienes demos a Dios son almas que harán más grande y más hermosa la corona de su sacerdocio”[1].

 

Hoy estas palabras y deseos que expresa madre Martha podemos hacerlos nuestros... Hacer más grande y hermosa la corona del sacerdocio del Padre Edmundo significa glorificar a Dios llevando más almas a su amor.

  

¿Cuál son tus propósitos de año nuevo? ¿Le dan sentido a tu vida? ¿Quieres ser luz en el camino de los demás? ¿Qué harás para lograrlo?

 


[1] AHSVCFE I.2.4.264. Fondo Martha Christlieb, carta al P. Edmundo Iturbide, msps., 29 diciembre 1958.

65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page